Gestor de procesos de alta productividad

El modelador y gestor de procesos o tareas sortea las limitaciones habituales en otras soluciones, ya que el gestor de SPAI eXperta no necesita trazar líneas para definir los caminos que ha de seguir un trámite. Para expresar múltiples variantes o casuísticas como puede admitir SPAI eXperta, se requerirían múltiples líneas en un gestor de expedientes tradicional, lo que haría inviable alcanzar el nivel de detalle y automatización que consigue SPAI eXperta de una manera totalmente natural. Está diseñado para la acumulación progresiva de casuística con sus correspondientes patrones de resolución, en un entorno de Gestión del Conocimiento en el que se usan técnicas de sistemas expertos.

Los flujos para un tipo de trámite pueden ser múltiples en función del caso concreto a resolver. Métodos de gestión de comportamientos hacen que el mismo procedimiento se auto-adapte a múltiples ambientes o circunstancias, pudiendo incorporar experiencia de cientos de instalaciones. 

  • Diseñado para ser implementado por consultores, siendo una de las características fundamentales la NO necesidad de recurrir a lenguajes de programación.
  • Se pueden definir procesos multidimensionales en los que cada figura "proceso" dentro de un flujograma pueda descomponerse en múltiples variantes condicionadas que den lugar a flujos alternativos. La ejecución de dichas variantes podrán priorizarse, anidarse de manera jerárquica, definirse como acumulables (que se vayan ejecutando una tras otra siempre que se cumplan las condiciones) o excluyentes.
  • Como alternativa a las típicas transiciones (líneas que marcan el flujo del procedimiento) y que limitan el uso de procesos multidimensionales, se utilizan técnicas de activación de tareas o procesos en función de reglas de negocio que se introducen por el consultor, mediante un diálogo cercano al lenguaje natural. 
  • La capacidad de trabajar a nivel de caso concreto (dentro de un tipo de trámite) hace que podamos definir acciones automatizadas concretas sobre estructuras externas, de manera que vinculamos la resolución administrativa con actuaciones reales sobre dichas estructuras externas. Se cierra el círculo, alcanzando niveles máximos de automatización.